MI PAPÁ, MI HÉROE

Papá no siempre es la segunda palabra que aprenden los bebes, en ocasiones es la primera palabra que pronuncian y es que al igual que mamá, Papa es una palabra que trae recuerdos especiales e inolvidables momentos.

Un padre es el héroe de sus hijos, aquel hombre fuerte que cuida y vela por que nunca  les falte nada, para  los hijos un padre es un ser humano especial y único que da amor, que comparte lo mejor de él y sobretodo, que aparta tiempo para sus más queridos tesoros.

Padre es aquel  que le enseñó a su hijo a afeitarse por primera vez, es aquel que instruyo en  tácticas de  romanticismo a un hijo primarioso que tenía su primera ilusión. Padre es aquel príncipe azul para la niña de sus ojos, aquel hombre fuerte que lo puede todo.

Papá es un superhombre, porque puede responder con prontitud una pregunta sobre biología, seguida de una de matemáticas. Es un súper héroe que se disfraza de Superman y se desvela esperando que sus hijos regresen de la fiesta.

Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo conveniente.

Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando cuerpitos fríos. Es el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo, así se muera de miedo por dentro.

Un papá es un higo que parece duro por fuera y es puro dulce en su interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida. Los papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos, de citas, de compromisos, menos de dinero.

Un papá tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que cambiar pañales, los cambia, cuando el hijo llora, él es el refugio, cuando el hijo ríe, él es la compañía.

Ser papá es jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del amor, la comprensión y la razón.

Es bueno reconocer a quienes han sido y son una parte importante en nuestras vidas: nuestros padres. Esto es un homenaje a ti, padre, que tanto lo mereces.

A TODAS LAS MADRES

Existen muchas formas de referirnos a “la que nos parió”: Gorda, ma, mami, viejita, mama, mamita, madre… pero dicha palabra no es importante porque reconoce al ser que  nos trajo al mundo, ni siquiera por ser una de las primeras palabras que aprendemos desde chicos. Esta palabra es importante porque representa un modo se Ser, de vida, de dar, de sacrificio, entrega total y desinteresada. Ser madre no es solo parir, ser madre es mucho más que eso.

Ser madre es levantarse temprano cada mañana con una sonrisa en la cara, ser madre es trabajar día y noche sabiendo que el fruto de ese trabajo lo gozaran los hijos, ser madre es esperar angustiosa que el hijo regrese a casa o al menos llame por teléfono, ser madre es levantarse de madrugada a preparar leche con chocolate para el hijo que se amanece estudiando, ser madre es sacar las garras como una leona cuando alguien arremete a su vástago, ser madre es aquella que te dice te quiero sin razón alguna, ser madre es aquella que sufre con los hijos en momentos de angustia, ser madre es aquella que se desvela cuando un hijo esta enfermo, ser madre es dejar de comer por darle un bocado a su hijo. Ser madre es aquella que se emociona hasta las lágrimas con un abrazo; ser madre es quien alguna vez dio a su hijo un cocacho, manazo, latigazo limpio luego de alguna travesura; ser madre es aquella que prepara el huevo duro y la gelatina para la lonchera de su hijo primarioso, ser madre es quien baña a sus hijos cuando están pequeños.

Pero porque esperar un día para brindarles tributo, si ser madre es de todos los días, todos los días son propicios para decirle “te quiero”, para darle un  abrazo, para engreírlas con un “que linda estas mama” ; es increíble con tan poco las madres se conforman, entonces si no cuesta tanto, ¿Por qué algunos hijos no lo hacen? Si es tan fácil decir “te quiero mamá”.

Por eso, hoy y aunque suene trillado quisiera rendir un homenaje a todas las madres, incluyendo la mía, porque madre hay una sola. Feliz día de la madre a todas aquellas mujeres que cada día cumplen este papel tan importante en la vida, a las madres ejecutivas, a las madres que venden en el mercado, a las madres policías, a las madres domesticas, a las madres barredoras, a las madres maestras, en fin… a todas las madres que Si se preocupan por sus hijos.